Black Sails

Con cien cañones por banda,

siguiendo la canción del pirata,

la rabia, los mares, las playas,

son nuestros tesoros

el oro y la plata.

Sucia rata de cloaca,

marinero de agua dulce

hijo de dama de baja calaña de algún burdel,

escuchan su nombre y escupen.

 

Pero no importan insultos y mofas,

soporta los palos.

Hagamos que valga la pena el camino a la horca

si el oro del Urca es por lo que luchamos hermanos.

Sin miedo a la muerte

la vida en un barco,

tentando a la suerte

sin normas ni marcos.

Trifulcas, motines

por unos doblones

se queda botines

quien muestra cojones.

 

Así se forjan leyendas,

hagamos que cuenten historias.

Nuestro nombre en las estrellas,

y en cada hombre que haga memoria.

La tierra es del débil, nos llaman los mares,

bebamos del ron que cura nuestros males,

para ellos no somos persona, eso es lo que quieren,

así que seamos animales.

 

¡Que suenen los cañones,

izad la negra al viento!

¡Que recen a sus dioses,

ellos dirán si miento!

¡Que escuchen vuestros gritos

cuando vengan los ingleses!

¡Decidles que Nassau es nuestra

y que nunca regresen!

 

Adri Panero ‘Zero’

Post a Comment